‘Internet de las Cosas’ Sensores, Sistemas Embebidos y Vestibles como Fuente del Dato

Desde los tiempos más antiguos, la humanidad ha intentado capturar y comprender el mundo en el que vive. Tiempo, distancia, posición, volumen, peso, temperatura y un sinfín de tipos de mediciones se recopilan y representan desde tiempos inmemorables.

Internet de las Cosas ¨IoT¨

Capturar datos era una tarea manual, con ayuda de escasos instrumentos, hoy son dispositivos autónomos y máquinas inteligentes las que realizan esta labor por nosotros.

? La Fábrica Inteligente en la Nube | Agilizando Procesos y Reduciendo Costes con el Cloud Computing

Sensores

La sensórica y el etiquetado de objetos ya venían facilitando la tarea de automatizar la recogida de datos, pero es con el internet de las cosas cuando podemos hablar de inteligencia ambiental, aprovechando la extensión de internet al mundo físico. El abaratamiento de la electrónica y de las comunicaciones, hace posible que objetos y personas adquieran una nueva dimensión digital, embebiendo en ellos sensores que pueden percibir el contexto y comunicarse entre sí y con otros sistemas de información.

Big Data

Esta evolución tecnológica ha posibilitado la captura masiva de datos a tal velocidad y con tanta precisión qué fenómenos antes inadvertidos ahora pueden ser analizados incidiendo en la optimización de los procesos industriales. Multitud de dispositivos equipados con sensores operan ya en las plantas de producción de nuestras empresas ciudades y vehículos y se insertan hasta en nuestra ropa y accesorios detectando el estado y variación de todo tipo de variables. Las propias tecnologías que permiten el consumo de datos móviles, tablets o tecnologías vestibles, llevan incorporados sistemas como acelerómetros o gps, que en sí mismos registran información y pueden convertirse en un nodo más de esa red compuesta por múltiples fuentes que generan datos de forma masiva. Datos que pueden ser procesados con la ayuda de sistemas de computación interconectados que permiten aflorar el conocimiento implícito del entorno, extrayendo patrones de comportamiento e información relevante para la toma de decisiones.

Optimización de Procesos

Monitorizar los procesos de producción, dar trazabilidad a los productos a lo largo de todo su ciclo de vida, a analizar hábitos de consumo, son algunas de sus aplicaciones y todo ello en tiempo real. La optimización de procesos, analizar el comportamiento del producto y desarrollar servicios asociados al mismo, aumentar la adaptación de la producción a las exigencias del mercado son solo algunas de las ventajas. Surgen sin embargo dos retos asociados al internet de las cosas, la necesidad de estandarización y homogeneización de los datos.

Mundo físico y virtual se encuentran para modificar la forma de entender la industria. Los objetos inteligentes conectados son la clave de la cuarta revolución industrial.

Deja un comentario